El té de plátano o té de banana es un fertilizante ecológico que podemos elaborar, con suma facilidad, nosotros en casa.

Cuando comemos plátano estamos aportando potasio a nuestro organismo. Su cáscara también tiene potasio y por eso, en vez de tirarla, la vamos a aprovechar en la fertilización de nuestras plantas.

Los principales elementos minerales que necesitan las plantas son el nitrógeno, el fósforo y el potasio (NPK).

Estos tres elementos químicos se llaman macronutrientes porque juntos representan el 75% de los nutrientes que necesitan las plantas. Son los más utilizados en los fertilizantes y se consideran los principales nutrientes utilizados en la agricultura.

Nitrógeno, Fósforo y Potasio

El nitrógeno estimula el desarrollo de hojas y raíces siendo indispensable en la primera etapa del desarrollo de las plantas. Aunque también hay que tener en cuenta que un desarrollo excesivo de hojas influye negativamente en la floración que resultaría escasa y tardía.

El fósforo aporta robustez a las plantas ayudándoles en la lignificación (aumento de dureza y volumen) y en la defensa contra las enfermedades. Favorece el desarrollo de las raíces y la producción de frutos anticipando su maduración y ayudando en su conservación. Es muy necesario en el desarrollo de arbustos y árboles.

El potasio ayuda a la floración, producción de frutos y semillas. Mejora el tamaño, la coloración y el contenido de azúcares en los frutos. Además, ayuda a los bulbos, tubérculos, rizomas y semillas a acumular reservas.

¿Cómo hacerlo en casa?

¡Hola Somos El Rincón Verde!