Según el Centro de Desarrollo de Productos Bióticos de Morelos, existen más de 70 especies para el consumo humano y se producen 61 especies de flores comestibles en México. Las flores no solo se pueden utilizar en platillos, también son ideales para decorar bebidas y postres.

Beneficios de comer flores

  • Las flores comestibles son fuente de antioxidantes.
  • Aportan vitaminas, son ricas en vitaminas A, B, C, D y E, además de contener un alto índice de minerales como calcio, fósforo, hierro y potasio.
  • Contiene fitonutrientes y flavonoides, compuestos que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

Antes de consumir

Verifica que sean orgánicas y que no hayan pasado por algún proceso químico que puedan ser dañinos (pesticidas o funguicidas). La mejor manera de asegurarte que sean seguras para tu consumo es creciéndolas en tu huerto, además de que atraen polinizadores.

Top 5 de flores que debes probar

En la siguiente lista, encontrarás mis 5 flores favoritas, no solo por su belleza y sabor sino también porque son fácil de cuidar dentro del huerto:

Albahaca: puedes ser de color blanca o morado, dependiendo de la variedad de albahaca. Tiene un sabor bastante tenue, pero en un platillo de pasta, focaccia o ensalda caprese lucen espectacular.

 

Borraja: tiene la forma de una estrelle de color azul. El sabor de esta flor te recordará al pepino, por lo que es ideal para ensaladas o bebidas refrescantes. También puedes aprovechas las hojas de esta planta.

 

Caléndula: sus pétalos amarillos o naranjas harán que, cualquier ensalada, yogur con frutas o bebida refrescantes, resalten con su belleza. La flor fresca no aporta mucho sabor más que notas un poco amargas, sin embargo, los pétalos secos pueden utilizarse para pintar arroz o panes.

 

Mastuerzo o Capuccina: parecen una pequeña campana de color amarilla, naranja o roja. Saben un poco picante como berro o mostaza. Las hojas de esta planta también pueden comerse. Combinan bastante bien con papas, arroz, sopas o lentejas.

 

Pensamientos: hay de varios colores, morado, blanco, amarillos y cada flor puede tener todos. Tiene un sabor agridulce muy tenue, son ideales para decorar cualquier platillo, desde sopas hasta pasteles de bodas.

 

 

No todas las flores son comestibles, por lo que antes de consumirlas asegúrate que sea seguro. Recuerda que tener flores nos trae grandes beneficios en el huerto, además de ampliar nuestra biblioteca de sabores.

¡Hola Somos El Rincón Verde!