¡Hola amigxs hortelanos! Hoy quiero hablarles de una herramienta esencial para el cultivo de hortalizas en espacios reducidos: ¡los tutores!

Los tutores son como los padrinos de las hortalizas, los que las apoyan y les dan ese soporte que necesitan para crecer fuertes y sanas. Son como esos amigos que siempre te dan una mano cuando la necesitas, que te sacan de apuros y te ayudan a alcanzar tus metas.

Pero volviendo al tema de los tutores, existen muchas opciones para elegir. Desde los clásicos palos de bambú, hasta las modernas mallas y enrejados. Cada uno tiene sus pros y contras, pero lo importante es elegir el que mejor se adapte a tus necesidades y a las de tus plantas.

Por ejemplo, si tienes plantas trepadoras como los jitomates o las habas, los tutores tipo jaula o enrejado son ideales, ya que les dan un soporte sólido y evitan que se enreden entre ellas. Pero si lo que quieres es que tus plantas se extiendan por el suelo, los tutores tipo estaca o palo son la mejor opción.

Además, los tutores no solo sirven para dar soporte a las plantas, sino que también son útiles para protegerlas del viento y otros elementos externos que puedan dañarlas.

¿Qué hortalizas necesitan tutores?

Existen varias hortalizas que necesitan un tutor para crecer fuertes y sanas. Algunas de ellas son:

  1. Jitomates: Los jitomates son una de las hortalizas más comunes que necesitan un tutor. Son plantas trepadoras que pueden crecer bastante alto, por lo que necesitan un soporte sólido para evitar que se caigan y se dañen.
  2. Chicharos: Los chicharos también son plantas trepadoras que necesitan un tutor para crecer. Les gusta enrollarse alrededor de las estructuras, por lo que un enrejado o una malla son opciones ideales.
  3. Frijoles: Los frijoles, al igual que los chicharos, son plantas trepadoras que necesitan un soporte para crecer. Un enrejado o un palo son opciones perfectas.
  4. Pepinos: Los pepinos son plantas trepadoras que también necesitan un tutor para crecer. Les gusta enrollarse alrededor de las estructuras, por lo que un enrejado o una malla son opciones ideales.
  5. Calabazas: Las calabazas no son plantas trepadoras, pero aún así necesitan un soporte para evitar que se caigan y se dañen. Un tutor tipo malla es ideal para ellos.

En general, cualquier planta que tenga un tallo débil o que necesite crecer en una dirección determinada puede necesitar un tutor. Los tutores no solo ayudan a las plantas a crecer mejor, sino que también facilitan la cosecha y evitan que las plantas se enreden o se dañen.

Algunos materiales que sirven como tutores

  1. Palos de madera: Los palos de madera son la opción más común para hacer tutores. Puedes conseguirlos en cualquier tienda de jardinería o en la sección de materiales de construcción. Son duraderos y resistentes, pero debes asegurarte de que no estén tratados con productos químicos que puedan dañar tus plantas.
  2. Bambú: El bambú es una opción popular y sostenible para hacer tutores. Es resistente y duradero, y además es una materia prima renovable. Puedes conseguirlo en tiendas especializadas en jardinería o en línea.
  3. Alambre: El alambre es otra opción popular para hacer tutores. Es resistente y fácil de manejar, pero debes tener cuidado al manipularlo para evitar lastimarte. Puedes conseguir alambre en tiendas de ferretería o en línea.
  4. Mallas o enrejados: Las mallas o enrejados son ideales para las hortalizas trepadoras como los tomates o los pepinos. Son resistentes y permiten que las plantas se enrollen alrededor de ellas. Puedes conseguirlos en tiendas de jardinería o en línea.
  5. Cañas de bambú: Las cañas de bambú son similares a los palos de madera, pero tienen la ventaja de ser más ligeras y flexibles. Son ideales para las plantas que necesitan un soporte más delicado. Puedes conseguir cañas de bambú en tiendas especializadas en jardinería o en línea.

Recuerda que al elegir el material para tus tutores debes tener en cuenta la resistencia y durabilidad que necesitas para tus plantas, así como la estética que quieres darle a tu huerto. ¡Manos a la obra y a construir esos tutores para tus hortalizas!

En resumen, los tutores son como ese amigo que nunca te falla, que siempre está ahí para ti. Son esenciales para el cultivo de hortalizas en espacios reducidos y existen muchas opciones para elegir. Así que no lo pienses dos veces y dale ese soporte extra a tus plantas. Y quién sabe, ¡igual hasta se convierten en tus nuevos amigos del huerto!

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Verificado por MonsterInsights