Diciembre marca el comienzo del invierno y suele ser un mes frío en la mayor parte de los países de clima templado. La luminosidad es escasa, con pocas horas de luz y muchos días nublados en los que la luz solar es pobre y las temperaturas no suelen superar los 15°C, y frecuentemente menos, especialmente por las noches, cuándo pueden producirse hasta heladas. Preparar las plantas para que superen el frío no es complicado y te facilitará mucho el trabajo durante los meses de invierno.

¿Aguantaran el frío?

Existen cultivos muy resistentes al frío. Mucho. Algunos aguantan hasta -4 ºC de temperatura en momentos puntuales tranquilamente. Simplemente hay que tener en cuenta una cosa: son resistentes cuando ya están crecidos y bien asentados al terreno. Por eso es clave preparar ya tu huerto de invierno si tu zona es especialmente fría y tiene heladas en invierno. Si esperas a sembrar o trasplantar cuando el suelo esté frío, el cultivo, por muy de invierno que sea, no va a estar listo para enfrentarse a ese reto.

¿Qué sembrar en diciembre en el huerto?

En zonas dónde el invierno no es muy largo ni duro, se pueden sembrar los semilleros de jitomate, pimiento y berenjena, para trasplantar en cuanto el tiempo sea mejor y no haya riesgo de heladas -quizás mediados de marzo-. De esta forma se puede adelantar mucho la producción y tener jitomates maduros en la tercera semana de junio.

Tabla de hortalizas

Nombre común Tipo de Siembra Marco de Plantación (cm) Tiempo de cosecha (meses)
Acelga Semillero / Directo a suelo 30 2 – 3
Ajo Directo a suelo 15 5 – 6
Betabel Directo a suelo 30 3 – 4
Cebolla Semillero 10 3 – 5
Espinaca Semillero / Directo a suelo 25 2 – 3
Habas Semillero 30 3 – 4
Lechuga Semillero 25 1 – 2
Jitomate Semillero / Directo a suelo 35 2 – 3
Perejil Directo a suelo 30 3 – 4
Rábano Directo a suelo 15 1 – 2
Zanahoria Directo a suelo 25 3 – 4

Cuidados básicos en el huerto para el mes de Diciembre

Es importante tener en cuenta que en diciembre, como en cualquier mes de frio y lluvia o nieve, debemos disminuir el riego para evitar que nuestros cultivos se encharquen o hielen y hacer el riego en lo posible al amanecer.

Debemos seguir cuidando de nuestro huerto o macetas a diario para que las plantas no enfermen o estropeen.

Es un buen momento para recolectar las semillas de nuestros cultivos de verano y debemos preparar los huertos de forma que la fauna beneficiosa pueda acomodarse en ellos. También aconsejamos abonar composta y humus de lombriz en esta época, antes de plantar.

Para evitar las heladas, podemos proteger nuestras hortalizas poniendo hojas sobre el suelo, paja o virutas de madera porque así protegemos más las raíces del frío.

Sería perfecto poder cultivar en un invernadero ya que, entonces, las posibilidades de sembrar, aumentarán mucho pero, si esto no es posible, podemos proteger nuestros cultivos y también las macetas que no podemos poner dentro de casa, envolviéndolas en plástico de burbujas pues ayuda a estabilizar la temperatura de la tierra y también a proteger las raíces del frío.

En climas cálidos, podremos seguir teniendo nuestro huerto lleno de colores durante más tiempo.

¡Hola Somos El Rincón Verde!