Acuaponía, cómo producir plantas y peces de forma sostenible.

¿Te imaginas criar peces debajo de tu huerto urbano? Esta es la propuesta de la acuaponía, integrar la crianza de peces para ahorrar un 90% de agua y eliminar, al mismo tiempo, el uso de productos químicos tóxicos. Un sistema que se está desarrollando tanto para uso particular como para uso industrial.

Problemática Actual

La producción de alimentos depende de la disponibilidad de recursos como suelo, agua, aire y energía. El sobreuso actual y la degradación de dichos recursos es uno de los principales retos que enfrenta el ser humano para su sobrevivencia en el planeta. Las tasas actuales de consumo de alimentos y la gestión inadecuada de los recursos naturales ejercen una presión sin precedentes sobre los sistemas mundiales. Se estima que entre 1 y 6 mil millones de hectáreas (hasta el 30% de la superficie terrestre) se han degradado a nivel mundial (Gibbs y Salmon, 2015). La degradación de la tierra afecta negativamente a 3,200 millones de personas siendo uno de los principales contribuyentes al cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Al mismo tiempo, la población mundial crece muy rápidamente, se prevé que alcanzará los 8,100 millones en el 2,025, más de 9,600 millones en el 2,050, y 10,900 millones a fines del siglo XXI (ONU, 2015).

¿Qué es la Acuaponía?

El término acuaponía se deriva de la combinación de las palabras «acuicultura» (producción de organismos acuáticos) y ‘hidroponía’ (producción de plantas sin suelo). Es un sistema sustentable de producción de plantas y peces.

Literalmente, la acuaponía consiste en poner a trabajar a los peces. Resulta que el trabajo que hacen los peces (comer y producir desechos), es el fertilizante perfecto para el cultivo de plantas. Y hombre, ¡los peces pueden cultivar un montón de plantas cuando se ponen a trabajar!

Cómo funciona la Acuaponía

El sistema es el siguiente: los peces producen el compostaje o fertilizante de la tierra, una vez expulsan los desechos de lo que comen, ricos en nutrientes. Dicho de otra manera, las personas dan de comer a los peces para que estos den de comer, después, a las personas. El ciclo de la vida.

Sistema-acuaponia

Así, el ‘fertilizante’ natural que expulsan los peces es bombeado hacia la parte superior, donde son absorbidos por las plantas. Al mismo tiempo, las raíces purifican el agua cuando retiran dichos nutrientes, el cual vuelve hacia abajo, a donde están los peces. De esta manera no hace falta introducir agua limpia cada semana.

Este sistema puede ahorrar hasta 90% de agua en relación con la agricultura convencional y eliminar completamente cualquier residuo que se pudiera generar, ya que es un sistema cerrado. Hoy día ya existen sistemas de este tipo tanto para la producción casera como para la producción a escala industrial.

¡Hola Somos El Rincón Verde!