¿Cómo puedo comer limpio?

El término «comida limpia» o “clean eating” se ha vuelto muy popular en la comunidad de la salud. Es un patrón de dieta que se enfoca en alimentos frescos y enteros. Este estilo de vida puede ser fácil y agradable, siempre y cuando siga unas cuantas pautas generales.

Comer limpio no tiene nada que ver con que los alimentos estén limpios o sucios, simplemente implica elegir alimentos reales mínimamente procesados que proporcionen beneficios nutricionales máximos.

La idea es consumir alimentos que estén lo más cerca posible a su estado natural.
La selección de alimentos éticos y sostenibles también es una parte de la alimentación limpia.

  1. Come más frutas y verduras. Las verduras y frutas deben constituir la base de un estilo de vida de alimentación limpio. Estos alimentos enteros requieren poca preparación y proporcionan muchos beneficios para la salud.
  2. Limita alimentos procesados. Entran en conflicto con los principios de alimentación limpio debido a sus conservantes y a la falta de nutrientes.
  3. Lee etiquetas. Para mantener un estilo de vida de alimentación limpio, lee las etiquetas para asegurarte de que los productos envasados, nueces, carnes y otros alimentos no contengan ingredientes cuestionables.
  4. Deja de comer carbohidratos refinados. Los granos refinados son inflamatorios, ya que carecen de fibra y otros nutrientes valiosos. Para comer limpio, elige granos mínimamente procesados, o evítalos por completo.
  5. Evita los aceites vegetales y los untables. Las margarinas y algunos aceites vegetales son altamente procesados y están ligados a un mayor riesgo de enfermedad. Opta por aceites y grasas saludables, mínimamente procesados.
  6. Mantente alejado del azúcar añadido en cualquier forma. El azúcar es altamente procesado y está ligado a varios problemas de salud. Si estás tratando de comer limpio, usa pequeñas cantidades de edulcorantes naturales ocasionalmente o evita el azúcar por completo.
  7. Limita el consumo de alcohol. Aunque la ingesta moderada de vino puede ayudar a proteger la salud del corazón, el alcohol está relacionado con un mayor riesgo de padecer varias enfermedades. El consumo de alcohol debe restringirse cuando se practica una alimentación limpia.
  8. Sustituye las verduras en recetas. Al comer limpio, reemplaza la pasta, el arroz y otros granos refinados con verduras para aumentar el valor nutricional de tu comida.
  9. Evita los alimentos envasados para snacks. En lugar de alimentos envasados a partir de granos refinados, elige alimentos enteros densos en nutrientes como nueces, frutas y verduras.
  10. Haz del agua natural tu bebida primaria. El agua es increíblemente saludable y debe ser tu bebida principal cuando se sigue un estilo de vida de comer limpio.
  11. Elige alimentos de animales criados éticamente. La elección de la carne de animales criados humanamente en pequeñas granjas es consistente con principios de alimentación limpia.

La alimentación limpia enfatiza alimentos frescos, nutritivos y mínimamente procesados.
Esta forma de comer no sólo puede aumentar tu salud, sino también ayudar a apreciar los sabores naturales de los alimentos.

Además, apoya la agricultura sostenible y las prácticas alimentarias ecológicamente racionales.

Con salud y cariño,
Vero Villalobos
www.verovillalobos.com

¡Hola Somos El Rincón Verde!