Las acelgas son una de las verduras que más se consumen en la dieta mediterránea. A pesar de ser una de las verduras más humildes, está entre las que más minerales y vitaminas aportan. Por ello, los científicos apuestan por su cultivo incluso en las estaciones espaciales. ¿Quieres saber más sobre este alimento? ¡Te lo contamos!

El nombre de acelga procede de la palabra árabe “acilca”, y botánicamente se la denomina Beta vulgaris. Se trata de una de las verduras más antiguas que se conocen, pues su consumo está documentado desde hace más de seis milenios.

¿Qué son las acelgas?

Las acelgas se cuentan entre los vegetales que llevamos más años consumiendo. Se comen desde hace más de 6 milenios. Para que te hagas una idea, los griegos, romanos y árabes ya las consumían. De hecho, las cultivaron y, gracias a ellos, conocemos todas sus propiedades.

Es una de las verduras de hoja verde más populares, pero también cuenta con muchos detractores. En la mayoría de los casos, quienes las aborrecen lo hacen tras alguna mala experiencia. Seguro que recuerdas con angustia comerlas cuando eras pequeño y tu madre las hacía. En ese caso, el problema probablemente no estaría en la propia verdura, sino en su elaboración.

¿Cuántas calorías tienen las acelgas?

Las acelgas ofrecen un aporte en vitaminas y minerales excelente siendo una de las verduras más ligeras. En cada 100 gramos de acelgas encontramos:

  • Calorías: 16 kcal
  • Proteínas: 2.1 g
  • Grasas: 0.2 g
  • Hidratos de carbono: 3.7 g
  • Fibra: 1 g

Aportes nutricionales de las acelgas

  1. Aporta el 27 % de tus necesidades diarias de potasio.
  2. Cubre el 30 % de las necesidades diarias de calcio de un adulto.
  3. Aproximadamente la mitad de las necesidades diarias de hierro quedan cubiertas con una ración de acelgas.
  4. Casi la mitad de las cantidades diarias recomendadas de magnesio están en un plato de esta verdura.
  5. Te aporta el 100 % de tus necesidades diarias de vitamina C.
  6. Cubre el 66 % de tus necesidades diarias de vitamina A.
  7. El 25 % de las cantidades de vitamina E recomendadas al día quedan cubiertas.
  8. Aproximadamente entre un 7 y un 8 % de tus necesidades diarias de proteínas puedes cubrirlas con este vegetal.

La cantidad de vitamina A que aporta no es insignificante. Esto, unido a los antioxidantes que contiene, hace que sea muy útil para el cuidado del cabello y de la piel. Asimismo, te protege de los radicales libres y del envejecimiento prematuro. Las acelgas son un alimento muy recomendable para las mujeres embarazadas por sus cantidades de fibra y su aporte de ácido fólico. Debido a la presencia de la vitamina K se recomienda también en la dieta de pacientes con Alzheimer. Su aporte en hierro, por otro lado, las hace perfectas para que las consuman quienes intentan combatir la anemia ferropénica.

Otras de las propiedades de las acelgas es que ayudan a mantener un sistema inmunológico fuerte y te protegen contra enfermedades cardiovasculares. Además, se recomiendan especialmente en dietas de adelgazamiento por su buen aporte nutricional y sus escasas calorías.

Y por si eso fuera poco, en la dieta de deportistas, niños en edad de crecimiento, embarazadas y personas mayores se recomiendan por su alto contenido en calcio.

Siembra y Trasplante de la Acelga

Las acelgas en climas templados pueden sembrarse durante todo el año. En zonas frías es mejor dejar pasar el invierno y sembrar entre marzo y octubre.

Las semillas de acelga se siembran en semillero protegido en febrero y en semillero al aire a partir de marzo-abril. Para sembrar las semillas utilizaremos un buen sustrato para siembra para garantizar el éxito. Las semillas deben quedar enterradas entre 2 y 3 veces su diámetro. Tienen una germinación rápida y en 10 días podemos apreciar el verde saliendo de la tierra. Si hacemos siembra directa ponemos 2 ó 3 semillas por hoyo en una época cálida y una vez hayan germinado, aclaramos para dejar una única planta por hoyo.

El trasplante de las acelgas se realiza cuando las hojas tengan unos 10-15 cm de tamaño o cuando la plantita tenga 6 – 7 hojas.

Es una planta que alcanza un tamaño considerable, por lo que si cultivamos en casa o en el jardín con mesas de cultivo, plantaremos las acelgas a una distancia de unos 30 a 40 cm. Necesitan suelos profundos porque tienen un sistema de raíces extenso, por lo que si cultivamos nuestro huerto en macetas, necesitaremos que éstas tengan al menos 25 litros de capacidad.

Lo curioso de la cosecha de la acelga es que puede hacerse de forma escalonada. Es decir que a partir de los 30 días desde el trasplante (a los 45-50 días de la siembra) podemos empezar a cortar las hojas más grandes y periféricas, dejando el resto de la planta en la tierra. Es una planta bianual y de ciclo largo por lo que, usando esta técnica, la época de cosecha puede durar entre 100 y 150 días ¡Tenemos acelgas para entre 4 y 6 meses!

¡Hola Somos El Rincón Verde!