Las calabazas pertenecen al género Curcubita, estas son de la familia de las curcubitáceas (Curcubitaceae), como el chayote, el melón, el pepino, la sandía, etc. Se caracterizan por ser hortalizas trepadoras y contar con zarcillos que les ayudan a sostenerse de las superficies donde se desarrollen, sus flores son de color amarillo y se abren durante la mañana para permitir la polinización y fertilización de estas, sus hojas son grandes y sus tallos están recubiertos por una fina capa de pelillos adaptados como método de protección contra algunos insectos. Es capaz de alcanzar hasta los 10 metros de longitud dependiendo de la especie y de las condiciones ambientales que presente lugar en donde se desarrolle.

Datos Históricos

Existen aproximadamente 850 especies de calabazas en el mundo, las cuales cuentan con distintas formas, texturas, colores y sabores. Esta hortaliza es originaria de América Central y no fue hasta la llegada de los Españoles, cuando fueron conocidas en Europa; las evidencias arqueológicas muestran que las primeras calabazas domesticadas corresponden a la variedad Cucurbita pepo, las cuales fueron halladas en nuestro país en las regiones de Oaxaca, Tamaulipas y Puebla y se calcula que datan el año 6,000 – 8,000 A.C.; las calabazas han sido de gran importancia en el desarrollo de las primeras civilizaciones, han sido un elemento común y parte fundamental en la agricultura tradicional, es por eso que están presentes en objetos y códices prehispánicos.

La calabaza se consume a lo largo de toda la República, pues es, junto con el maíz y el frijol, la base de la alimentación mexicana y forma parte de varios platillos representativos de nuestras diferentes regiones. Los principales estados productores de calabaza del país son Sonora, Sinaloa, Tlaxcala, Nayarit, Hidalgo, Puebla y Morelos, cabe mencionar que gran parte de la producción total de esta hortaliza, se destina principalmente al mercado internacional de Japón, Canadá y Estados Unidos.

Requerimientos para su Cultivo

Es una hortaliza muy resistente a las condiciones ambientales, puede adaptarse a suelos secos y pobres, pero los resultados serán mejor si este cuenta con materia orgánica y una profundidad considerable (mínimo 40 cm), es resistente a terrenos con un pH ácido, pues su óptimo desarrollo se da entre 5.5 y 6.5. A pesar de resistir climas fríos, requieren de exposición solar directa, la temperatura óptima comprende un rango entre 32 y 37 °C, pues por debajo de los 10 °C se paraliza su desarrollo. El riego puede ser 2-3 veces por semana, pues requieren de una humedad de 60 – 80%, los riegos son más necesarios cuando empiezan a desarrollarse los frutos. Debemos tener en cuenta que se les debe podar con frecuencia ya que, si se le dejan las hojas en exceso, pueden ser atacadas por los siguientes hongos y enfermedades:

  • Botrytis
  • Cladosporiosis
  • Mildiu
  • Mosaico
  • Oidio

Aporte Nutricional

La calabaza es rica en antioxidantes y β-carotenos, la cual, se convierte en vitamina A una vez sintetizada por el organismo; también, contiene vitaminas E y C, las cuales ayudan a la regeneración de las células el cuerpo. Además, podemos encontrar lecitina, tirosina, fósforo y aceites esenciales, en las semillas, razón por la cual, toda la hortaliza es aprovechada en distintos platillos.
Algunos de los beneficios que presenta son:

  • Ayuda a eliminar mucosidades de bronquios, garganta y pulmones.
  • Ayuda a la depuración del organismo, pues es un excelente laxante.
  • Bajo contenido de grasas.
  • Contiene alanina, la cual ayuda a la síntesis de proteínas.
  • Contiene boro, calcio, cobalto, hierro, magnesio, potasio, zinc.
  • El zumo presenta propiedades que nos ayudan a desintoxicar el organismo.
  • En un buen antioxidante por su alto contenido de carotenos.
  • Presenta un gran valor diurético.
  • Regula los niveles de azúcar en la sangre y estimula la función del páncreas.
  • Las decocciones de las hojas reducen la fiebre y también presentan efectos antidiarreicos.
  • La pulpa puede utilizarse para sanar y cicatrizar quemaduras.

Esta hortaliza ha formado parte de nuestra cultura a través de los siglos y no solo ha sido utilizada para su consumo alimenticio, sino que también, ha sido empleada con usos medicinales, decorativos y ha pasado a ser un símbolo representativo de las festividades de algunos países, como es el caso de nuestras ofrendas para el día de muertos, las cuales se montan los días 1° y 2 de noviembre con la finalidad de honrar a nuestros difuntos.

Referencias Bibliográficas

Vela, E. (s.f.). Origen y domesticación de la calabaza. Arqueología mexicana. Recuperado el 9 de octubre de 2018 de: https://arqueologiamexicana.mx/mexico-antiguo/origen-y-domesticacion-de-la-calabaza

Vega, F. (2016). Tipos de calabazas en México. México Food and travel. Recuperado el 9 de octubre de 2018 de: https://foodandtravel.mx/tipos-calabazas-mexico/

Conoce hidroponía. (2016). Calabaza, uno de los principales cultivos en México. Hidroponía. Recuperado el 9 de octubre de 2018 de: http://hidroponia.mx/calabaza-uno-de-los-principales-cultivos-en-mexico/

Quintero, J. (s.f.). Cultivo de Calabazas. [archivo PDF]. Recuperado el 9 de octubre de 2018 de: https://www.mapa.gob.es/ministerio/pags/biblioteca/hojas/hd_1981_11-12.pdf

Lira, R. (s.f.). Calabazas de México. [archivo PDF]. Recuperado el 9 de octubre de 2018 de: http://www.ejournal.unam.mx/cns/no42/CNS04210.pdf

CONABIO. (s.f.). Curcubita pepo pepo. [archivo PDF]. Recuperado el 9 de octubre de 2018 de: http://www.conabio.gob.mx/conocimiento/bioseguridad/pdf/20870_sg7.pdf

Bontanical. Propiedades medicinales de las calabazas. (s.f.). Recuperado el 10 de octubre de 2018 de: https://www.frutas-hortalizas.com/Hortalizas/Origen-produccion-Calabaza.html

Sabores del Jardín. (2010). La calabaza, fuente de salud. Recuperado el 10 de octubre de 2018 de: http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/calabaza.pdf

¡Hola Somos El Rincón Verde!