En medio de una de crisis económica, confinamiento y lamentables decesos, el acceso a los alimentos se vio limitado y la agricultura urbana ayudó a atacar este problema.

Desde las primeras civilizaciones, la Agricultura Urbana ha sido una práctica que busca abastecer la alimentación básica de los individuos, pero la modernización e industrialización ocasionaron que la agricultura no formara parte del contexto citadino. Históricamente, después de una etapa de crisis, las prácticas agrícolas dentro de una ciudad se retoman.

Los cambios que ha generado la Agricultura Urbana

Tener un huerto conlleva un gran trabajo, pero ante una pandemia, puede ser un gran pasatiempo. Te permite reconectar con la naturaleza y generar alimento limpio. Con un huerto en casa, no se abastecerá por completo el consumo de una familia, pero se asegura parte del alimento. Cada vez, los beneficios de tener un huerto generan en cada persona la necesidad de crear un cambio en su relación con los alimentos.

Durante la pandemia, la Agricultura Urbana permitió crear espacios que conectan comunidades. El trueque de alimentos, semillas, residuos o compostas generó otro tipo de economía entre los habitantes de las ciudades. Además, de despertar una conciencia colectiva ante temas como: el cuidado del agua, la basura, la biodiversidad, entre otros.

¿Qué puedo hacer?

Acercarse a proyectos que ya estén generando estas actividades, es el primero paso para empezar una educación ambiental entorno a la Agricultura Urbana. El Rincón Verde, busca crear esos espacios y guiar a todo interesado, en la producción de alimentos desde tu casa. Es en este momento, que la Agricultura Urbana debería ser considera como un factor para diseñar las futuras ciudades sostenibles y así reconocer esta actividad, a nivel global, como una solución de seguridad alimentaria ante una pandemia.

¡Hola Somos El Rincón Verde!