El rábano (Rhapanus sativus) además de ser una excelente opción de hortaliza para nuestro huerto por su rápido crecimiento, también, tiene muchas propiedades benéficas, tanto nutricionales como medicinales.

Este gran aliado ha formado parte de la alimentación de diversas culturas a lo largo de la historia, empezando por los egipcios, chinos, romanos, griegos; hasta extenderse a todo el mundo y poder encontrarlo en cualquier lugar.

Beneficios del Rábano

No solo es empleado en ensaladas o guarniciones, también, es una excelente opción para tratar diversos malestares debido a sus múltiples propiedades:

  • Antibacteriano.
  • Antioxidante.
  • Ayuda a la prevención de varios tipos de cáncer.
  • Ayuda a mantener sano y en buen funcionamiento el hígado.
  • Cicatrizante.
  • Digestivo.
  • Mantener la piel en buen estado.
  • Resfriados.

Algunos Remedios

  • Poner a reposar toda la noche rábano rebanado, en un frasco con miel y comerlo al otro día, ayudará como expectorante, a calmar la tos e hinchazón de la garganta.
  • Exprimir el jugo del rábano directo sobre una herida de quemadura, ayuda a la cicatrización.
  • Remojar los pies en jugo de rábano, después del baño, ayudará a eliminar el mal olor. También funciona con las axilas.

Si el rábano te produce flatulencias, recuerda masticarlo muy bien para que tu cuerpo pueda digerirlo de la mejor manera, en caso de que seas muy sensible, puedes consumirlo también en germinados, los cuales son todavía mejor, ya que estos contienen todos los aminoácidos de manera disponible para que el cuerpo pueda asimilarlos con mayor facilidad.

Y tú ¿Tienes algún otro remedio con rábano?

¡Hola Somos El Rincón Verde!