La semana pasada les platiqué sobre mi camino a la Alimentación Intuitiva, quedando pendientes algunas experiencias por compartir.

Últimos tips para llevar una Alimentación Intuitiva

5. Días especiales

Durante este camino, en los días 7, 8 y 9, tuve mi sesión con mi grupo de empresarios, mi club de lectura y una salida a un bar el fin de semana. No fue una sorpresa para mí que me sintiera muy vulnerable y ansiosa por la comida durante estos días especiales.

6. En el pasado

Celebrar siempre ha significado negarme a mí misma de cualquier alimento «especial» y sentirme miserable o excederme en alimentos especiales y sentirme culpable. Estar en alimentación intuitiva en días especiales no fue fácil. De hecho, me fue muy mal. Me excedí y me sentí culpable por lo que comí cuando todo estaba dicho y hecho.

7. Estoy aburrida

Las tardes a menudo se convierten en un momento de refrigerio sin sentido para mí. Comprometerme a comer sólo cuando tengo hambre significaba darme cuenta de que estaba aburrida y sola algunos fines de semana.

8. Esto va a tomar tiempo, y tal vez incluso terapia.

Para los días nueve y diez, era bastante obvio que este experimento es sólo la punta del iceberg. Casi 20 años arraigados en la cultura de la dieta no pueden ser borrados por algunos días de alimentación intuitiva y eso está bien para mí.

También estoy abierta a la idea de que tal vez no pueda hacer esto sola. Fue un especialista en el tema, la que mencionó por primera vez la alimentación intuitiva para mí.

En general, estoy preparada para que esto tome mucho trabajo y sanación de mi parte, pero el liberarme de las dietas vale la pena para mí.

Te invito a que hagas este experimento y que me compartas tu experiencia.

La alimentación intuitiva proporciona una forma de vida emocional y físicamente saludable al pedir a las personas que escuchen a su cuerpo mientras toman decisiones sobre lo que comen y cuánto comen.

Con salud y cariño,
Vero Villalobos
www.verovillalobos.com

¡Hola Somos El Rincón Verde!