Las carencias de nitrógeno son frecuentemente el factor limitante del rendimiento, por lo que resulta muy beneficioso incluir una leguminosa (familia de las Fabáceas) en la asociación.

Muchos expertos sobre la asociación maíz/leguminosa muestran que cuando se hace correctamente (separación entre líneas, fechas de siembra), produce unos incrementos de producción que pueden alcanzar o sobrepasar el 50%.

Los mecanismos que permiten que la planta asociada se beneficie del nitrógeno son complejos y siguen siendo poco conocidos. Parece ser que el nitrógeno liberado por la muerte de una parte de las raíces de las leguminosas es el que captarían las raíces de las otras plantas.

Las micorrizas -asociación simbiótica entre un hongo de la tierra y las raíces de las plantas- parece que también juegan un papel importante. El nitrógeno aportado por una leguminosa a la planta acompañante puede suponer cerca del 50% del aporte total de nitrógeno a esa planta.

Importancia del Nitrógeno en las Plantas

El nitrógeno es uno de los macronutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de cualquier cultivo. El suelo dispone naturalmente de él en forma orgánica y mineral, esta última esencial para que pueda ser absorbido por las plantas. Sin embargo, las cantidades disponibles en el suelo no son suficientes para suplir las necesidades de las plantas cultivadas, por lo que se debe aplicar fertilizantes que aporten nitrógeno.

El nitrógeno forma parte de las proteínas, enzimas y clorofila, por tanto, es esencial en los procesos de síntesis de proteínas y en la fotosíntesis, siendo más concretos entre sus funciones también destaca el aceleramiento de la división celular, y la elongación de las raíces. Una planta con carencia de nitrógeno no podrá completar procesos metabólicos indispensables para su desarrollo.

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Verificado por MonsterInsights